This website uses cookies to ensure you get the best experience. Learn more

El papel de las ciudades en la estrategia de prevención del VIH



Pau Arbós 

Senior Business Unit Director VIH de Gilead España 

Entrevista

Los ayuntamientos tienen un papel relevante para conseguir que las ciudades sean espacios más inclusivos con la comunidad LGTBI+. En el #WorkPride hemos podido conocer algunos de estos proyectos en las áreas de salud, migración, empleo, deporte inclusivo, cultura y mayores LGTBI+. 

En el ámbito de la salud, las personas LGTBI+ tienen más cerca la realidad del VIH. Las medidas de prevención y lucha contra el estigma que pueden impulsar los ayuntamientos ayudan a la población en general, y LGTBI+ en particular.  

¿Cómo pueden los ayuntamientos ayudar a frenar la expansión del VIH y el estigma asociado a él? 

Los ayuntamientos son un baluarte para el ciudadano al ser la institución más cercana para velar por sus intereses y necesidades. Son cada vez más los consistorios que desarrollan iniciativas sociosanitarias que garanticen la equidad e igualdad de oportunidades, velando por el bienestar de las poblaciones más vulnerables. En la pandemia los ayuntamientos se han volcado jugando un papel fundamental en la vigilancia epidemiológica tendiendo puentes con otras instituciones y organizaciones. Como hemos podido comprobar en el #WorkPride dan apoyo a iniciativas para la prevención, el diagnóstico temprano, la integración laboral y cultura de igualdad de oportunidades de las personas que viven con VIH.

Suponen una pieza clave para conseguir ciudades saludables y su implicación seria de gran valor añadido para acercar la educación sexual a la población, poniendo en marcha iniciativas para la prevención de VIH y otras ITS, crear espacios seguros para los colectivos más vulnerables, trabajando de la mano de las diversas entidades que hay en las ciudades y creando proyectos conjuntos, para dar respuesta a los objetivos 2030.

Para conseguir reducir el estigma, las asociaciones como Trabajando en Positivo, Apoyo+ y entidades LGTBI+ de ámbito local han ayudado en gran medida a transmitir el mensaje “Indetectable = Intransmisible”

¿Cómo colabora GILEAD con estas asociaciones? ¿Cómo se puede generar más conciencia sobre la no transmisión del VIH por parte de una persona correctamente tratada? 

Los retos actuales pasan por ofrecer a los pacientes con VIH tratamientos robustos, sencillos, lo antes posible con pocos efectos secundarios y que presenten el menos número de interacciones. Para ello, Gilead en 2020 lanzó el proyecto Movihmiento RET con el que está redefiniendo los factores clave para garantizar un abordaje integral del paciente VIH. Así, Gilead ha incorporado los PROs (patient reported outcomes) al desarrollo clínico de sus últimos fármacos con el objetivo de adaptarse mejor a las necesidades del paciente.

En Gilead trabajamos con un propósito: transformar la vida de las personas con enfermedades graves. Para ello, nos esforzamos cada día en desarrollar terapias innovadoras que revolucionen el panorama científico, prestando especial atención a las enfermedades debilitantes como el VIH .Para Gilead, la innovación, va más allá, y por ello creamos y colaboramos con las entidades no gubernamentales en poner en marcha iniciativas que contribuyan a alcanzar los objetos 2030 y alcanzar los cuatro 95.Para ello apoyamos la prevención y la educación sexual ,  el diagnóstico precoz por VIH en el entorno comunitario más accesible para los usuarios , educar acerca de la importancia de la adherencia o del control de la carga viral , del manejo de comorbilidades, y a ayudar a que las personas con VIH tengan una buena calidad de vida y salud a largo plazo, sin olvidar, como no podía ser de otra manera a luchar el racismo, la homofobia y la transfobia.

La ciencia y la medicina han hecho grandes avances en estos últimos años. ¿Cuál es la situación médica de una persona portadora del VIH hoy en día? 

Hoy en día, los pacientes que viven con VIH son mayoritariamente estables, disfrutan de una vida normal y tienen una expectativa de vida igual a las personas sin VIH. Sin embargo, no están exentos de sufrir complicaciones relacionadas con el envejecimiento, comorbilidades emergentes e incluso algunos efectos adversos relacionados con el tratamiento. Los últimos estudios muestran que se debe avanzar en un modelo asistencial multidisciplinar. De esta forma, diferentes profesionales del ámbito del VIH, coordinados por el médico especialista de VIH, pueden aportar su conocimiento para que cada paciente tenga acceso a una atención personalizada (profesionales de la salud mental, nutricionistas, equipos comunitarios,  etc), por supuesto, manteniendo los objetivos principales de supresión virológica sostenida, recuperación inmunológica y ausencia de enfermedades oportunistas.

 

¿En qué consiste la estrategia impulsada por Naciones Unidas Fast-Track Cities (FTC)?

El compromiso de ONUSIDA es que la eliminación del SIDA como problema de salud pública pueda alcanzarse en el 2030, aunque todavía son necesarios esfuerzos adicionales en materia de estigma y discriminación, calidad de vida y disminución del número de nuevos diagnósticos de VIH, para lo cual la respuesta municipal en la prevención del VIH resulta clave. En España, el Plan Nacional sobre el Sida, desde la Dirección General de Salud Pública, del Ministerio de Sanidad, impulsa la iniciativa FTC reforzando el compromiso de éste con la respuesta municipal en la prevención del VIH. El objetivo es alcanzar en el año 2030 los objetivos 95-95-95-95 a nivel municipal

·      95 % de las personas con el VIH diagnosticadas

·      95 % de quienes estén diagnosticadas sigan un tratamiento adecuado de manera continuada

·      95 % de las personas en tratamiento consigan suprimir la carga viral, para que se mantengan sanas y se reduzca el riesgo de transmisión del VIH

·      95% buena calidad de vida y cero discriminaciones

A estos tres, se añadió un cuarto 95 para que las personas con la enfermedad tengan una buena calidad de vida y cero discriminaciones.

 

Hoy en día las ciudades FTC adheridas en España son Barcelona, Madrid, Murcia, Palma de Mallorca, Torremolinos, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

Esta estrategia da un papel principal a los municipios, ¿Qué acciones pueden desarrollar?

El pasado mes de abril, la Red Española de Ciudades Saludables (RECS) compartió iniciativas basadas prioritariamente en facilitar la prevención, el diagnóstico temprano y la vinculación a los cuidados sociosanitarios de las poblaciones más vulnerables. Así mismo, la coordinación de los equipos municipales con los servicios sanitarios regionales se vio reforzada. También se asignaron recursos municipales para el fomento de la igualdad de oportunidades a nivel laboral, sociocultural y asistencial para el colectivo LGTBI, luchando así contra el estigma para este colectivo.

¿Qué acciones público-privadas permiten alcanzar los objetivos 95-95-95-95? 

En nuestra experiencia los proyectos de colaboración público-privada junto a las administraciones públicas, en coordinación también con las ONGs son un ejemplo de éxito para llevar a cabo este tipo de iniciativas. Proyectos que apoyan desde campañas de concienciación poblacional, formación a profesionales y colectivos, y apoyo para generar evidencia en prevención, preexposición o en el cribado de las enfermedades de transmisión sexual. Nuestro deseo es ir más allá y apoyar iniciativas de igualdad de oportunidades para las personas que viven con el VIH en el ámbito laboral, cultural y socio sanitario, apoyando de esta forma la lucha contra el estigma y la discriminación que hoy en día siguen sufriendo estas personas de estas personas.

GILEAD es una de las farmacéuticas que más ha ayudado en el desarrollo de tratamientos para el VIH, pero también ha trasladado esta apuesta al ámbito de la sociedad. ¿Qué iniciativas habéis desarrollado con entidades públicas?  

Disponemos de un programa de becas que involucran a las ONGs y colectivos LGTBI, colaboramos con grupos municipales en proyectos de cribado de las enfermedades de transmisión sexual, junto a su prevención y profilaxis, proyectos para la coordinación de la atención sociosanitaria con los centros hospitalarios, de formación a pacientes a través de los colectivos LGTBI y de apoyo a poblaciones migrantes en las que las mujeres son un colectivo que necesita nuestra ayuda.      

Las empresas son el tejido productivo de las ciudades, además son un espacio de desarrollo personal y profesional. Sus networks LGTBI+ han abierto nuevos debates, para hacer que las empresas sean más humanas. En muchas de estas empresas se hacen, por ejemplo, charlas de sensibilización sobre VIH. ¿Qué actividades pueden hacer las empresas para conseguir que el personal que trabaja allí no tenga prejuicios y esté más informada con respecto al VIH?

Las empresas inclusivas y diversas son las más productivas ya que contribuyen a un mejor clima laboral potenciando el talento y las capacidades. La igualdad de oportunidades está escrita en el ADN de Gilead y la lucha contra el estigma es parte de nuestros valores principales como compañía. Estamos muy orgullosos del compromiso de los empleados con la lucha contra el estigma y trabajamos para lograr un mundo más sano y mejor.

Share this